La importancia de la alimentación en el deporte

Un deportista obtiene mejores resultados si cumple con estos tres pilares: entrenamiento, descanso y alimentación. De estos tres aspectos depende el rendimiento de un deportista en las competiciones, por eso tenemos que prestar atención a cada uno de ellos.

Importancia de la alimentación deportiva

La nutrición, en especial, proporciona la energía suficiente que necesita el cuerpo para realizar una actividad, y esos alimentos impactan en la fuerza, el rendimiento y en la recuperación.

Para un deportista es vital la alimentación, porque necesita alimentarse de forma adecuada para obtener resultados óptimos. La alimentación deportiva se basa en hidratos de carbono, proteínas y grasas, además de la hidratación  y la ingesta de vitaminas y minerales.

  • Hidratos de carbono

El menú principal de un deportista se compone de hidratos de carbono porque es como la gasolina para su cuerpo. Igual que la gasolina en un coche, los carbohidratos cumplen el papel de fuente de energía en un cuerpo. Aportan la energía necesaria en forma de glucógeno, éste es el principal combustible energético del organismo.

El pan, la pasta o el pan integral son carbohidratos que el cuerpo asimila lentamente, por tanto, tienen que comerse días antes y unas horas antes a una competición o partido. Si no se consumen, en una actividad física de intensidad alta el deportista podría sufrir un bajón físico. Por último, después del ejercicio es necesario obtener energía a partir de carbohidratos de asimilación rápida para favorecer la recarga de glucógeno.

  • Proteína

Las proteínas se encargan de construir y regenerar los tejidos, muy importante en los deportistas debido al desgaste. Los alimentos ricos en proteínas son las proteínas de origen animal, como la carne, el pescado, huevo, lácteos y proteínas vegetales. Es recomendable comerlos después de los entrenamientos o partidos para regenerar los músculos.

  • Grasas

Las grasas son fundamentales, pero hay que saber qué tipo de grasas tomar y en qué cantidad ya que también puede ser peligroso y puede perjudicar al rendimiento. Las grasas que necesitamos son la insaturadas, éstas están presentes en aceites vegetales. Sin embargo, las grasas que se deben evitar son las saturadas e hidrogenadas.

Claves de una buena alimentación

Lo más importante en la alimentación de un deportista son las comidas consumidas antes y después del realizar ejercicio. Normalmente, los atletas deben comer dos horas antes de hacer ejercicio. Pero no sirve una comida cualquiera, debe ser rica en carbohidratos, baja en grasas y moderada en proteínas. Como hemos dicho antes, los carbohidratos son la fuente que proporciona la energía, y la proteína ayuda al crecimiento y a la reparación muscular. Una vez acabada la actividad física, es necesario ingerir proteínas para substituir los hidratos perdidos en el ejercicio.

Obviamente, las proporciones de proteínas y de carbohidratos variarán según la intensidad y el tipo de deporte. Es aconsejable que la cantidad la determine un dietista cualificado.