Curiosidades Salud

Alteraciones en el sudor: causas, tipos y tratamientos

¿Qué es la hiperhidrosis?

Hay personas que sufren de una curiosa condición de sudoración excesiva sin haber realizado algún esfuerzo o ejercicio físico intenso, sin estar en una condición de elevada temperatura ambiental o sin haber experimentado una situación de ansiedad o estrés. No existiendo causa aparente, de repente sucede que tanto las manos como la cara, las plantas de los pies y las axilas comienzan a gotear a chorros. Esta enfermedad, cuya manifestación es la sudoración excesiva, se denomina hiperhidrosis y según algunos estudios científicos se presume un origen de carácter hereditario, afectando a un 3 % de la población mundial. La sudoración excesiva es una enfermedad de cuidado que va más allá de un simple asunto de estética. Esta situación puede originar además infecciones en la piel y un impacto en la autoestima y en las relaciones sociales.

Tipos de enfermedad

La sudoración excesiva puede presentar varios tipos y niveles, según se clasifique por su origen o severidad. Cuando la enfermedad aparece de improviso, sin una causa evidente, se habla entonces de un tipo primario de la enfermedad. Se habla de un tipo secundario cuando la sudoración excesiva es una consecuencia de alguna causa mayor, como trastornos a las glándulas pituitaria o tiroidea, menopausia, tumores, diabetes, infecciones o debido a efectos secundarios por el consumo de ciertos medicamentos. Esta enfermedad puede presentar gradaciones y llegar a ser severa o moderada, según el nivel de su impacto.

Tratamientos contra la sudoración excesiva

Sea primaria, secundaria, severa o moderada, la hiperhidrosis requiere de una revisión médica especializada para detectar la posible causa y el tratamiento adecuado al caso. Toda persona que sufre de esta enfermedad desea encontrar por todos los medios la manera de sudar menos y para ello existen varias opciones. La primera opción consiste en probar con la aplicación de fuertes antitranspirantes recetados. Aunque esta opción no ataca la causa, puede mejorar la incomodidad que resulta de estar empapado de sudor en cualquier lugar y a cualquier hora. Existe un amplio espectro y variedad de tratamientos y medicamentos para sudar menos. Sin embargo, cuando la condición es extrema, existen otros recursos como la extracción de las glándulas sudoríparas o la desconexión de los nervios encargados de generar sudor.

Encuentra noticias y curiosidades sobre deportes y alimentación saludable

carlos
<p>Encuentra noticias y curiosidades sobre deportes y alimentación saludable</p>
Back To Top