Curiosidades Deporte

Realizar deporte durante el embarazo: beneficios y deportes recomendados

Bienvenidos un día más al blog de Gesafit, esta entrada la queríamos dedicar a todas las mujeres que estén embarazadas porque nosotros creemos que es muy importante realizar deporte durante esta etapa.

Importancia del deporte en el embarazo

Muchas mujeres embarazadas dudan sobre si es sano esforzarse en hacer ejercicio físico, no solo es sano, sino que está recomendado a todas las mujeres embarazadas. Ya que proporciona múltiples beneficios para el estado de salud de la mujer. Por ejemplo, reduce las molestias digestivas y el estreñimiento, disminuye la ansiedad, la depresión y el insomnio. También ayuda a aumentar la elasticidad en las articulaciones, a mejorar la tensión arterial y a aumentar el bienestar psicológico. Además, ayuda a controlar el peso y a evitar la obesidad, ayuda a reducir el riesgo de sufrir diabetes gestacional y a recuperar la figura después del parto.

¿Cuál es el ejercicio ideal?

Los deportes más recomendados para practicar durante el embarazo son aquellas actividades aeróbicas, como andar, nadar, golf o la bicicleta de forma suave. Pero el más adecuado de todos los deportes es andar, porque no se precisa de entrenamiento previo y se puede hacer a ritmo lento, durante 20–40 minutos con una frecuencia de 3 veces por semana.

Consejos y precauciones

  • Hacerse un reconocimiento médico, para valorar el estado de salud y poder hacer las recomendaciones adecuadas según el caso.

  • No es recomendable realizar ejercicio intenso en tiempo húmedo y caluroso, ni tampoco en estados febriles.

  • No hacer ejercicio que produzca contragolpes, como saltos o sacudidas.

  • Hacer ejercicio sobre suelos de madera o con alfombras para evitar golpes.

  • Controlar la frecuencia cardiaca en los momentos de máxima actividad. No se debe superar nunca los 140 latidos por minuto.

  • Evitar la deshidratación bebiendo mucha agua.

  • Las mujeres que no han practicado ningún ejercicio antes de estar embarazadas deben iniciarse gradualmente. Sin embargo, las mujeres que antes del embarazo si realizaban ejercicio pueden seguir realizándolo al mismo nivel.

  • Los tiempos de recuperaciones son más largos de lo normal y una excesiva acumulación de ácido láctico puede ser nociva, es una substancia tóxica producida por el músculo cuando se somete a un sobreesfuerzo.

  • Evitar los ejercicios que cuya intensidad haga necesario contener la respiración.

  • No hacer ejercicio en posición supina a partir del cuarto mes.

Contraindicaciones

  • No hacer ejercicio si el embarazo es de alto riesgo.

  • Interrumpe el ejercicio físico y consulta al tocólogo si tiene sangrado vaginal o sospecha que haya roto la bolsa de las aguas; si se le ha inflamado bruscamente la cara, manos y tobillos; si nota dolor, calor o hinchazón en miembros inferiores; o si nota un escaso aumento de peso.

  • No practicar esquí, equitación, submarinismo y alpinismo, ejercicios con aparatos, tenis o jogging, porque puede provocar molestias y aumentar la probabilidad de caídas.

Encuentra noticias y curiosidades sobre deportes y alimentación saludable

carlos
<p>Encuentra noticias y curiosidades sobre deportes y alimentación saludable</p>
Back To Top